Tendencias,Decoración de Uñas,Técnicas

Dipping

Seguramente has visto como se sumerge el dedo en un potecito de acrílico, pues te invito a descubrir esta técnica.

Para esta técnica llamada Dipping (Inmersión en inglés) se aplica un gel o resina y se sumerge el dedo en el acrílico.

Ventajas del dipping

  1. Se trata de una manicura semipermanente. Te durará intacta aproximadamente dos semanas.
  2. No hay que esperar a que se seque, es inmediato. De hecho, no necesitamos usar lámpara como en la manicura permanente. 
  3. No estropea las uñas. La pintura en polvo no se adhiere a ellas ni a la piel, sino al gel adhesivo que se coloca debajo. 
  4. El resultado es muy preciso. No se sale de la uña ni se producen imperfecciones, pues el polvo sólo queda fijado a ella, sin salirse hacia la piel.

Modo de realización del dipping

Requiere una serie de pasos para lograr la técnica correctamente.

  1. Se aplica una prebase o primer para preparar la uña.
  2. Luego colocamos la capa de esmalte que ejerce como adhesivo.
  3. Introducir la uña dentro del recipiente con polvo, procurando que se reparta de manera uniforme.
  4. Hay que aplicar otra capa, esta vez de activador, para que el producto se agarre bien y el polvo no se caiga.
  5. Se aplica por encima un top coat para aportar brillo.
  6. Protegemos las cutículas con aceite para rehidratarlas.
dipping
Dipping

Técnica Dipping (Video NailsByKaren)

Técnica Dipping

Dato curioso

Como dato curioso les cuento que no es una técnica nueva, es un proceso de aplicación de uñas que se utiliza desde hace muchos años. Antes se utilizaba una técnica que por la textura del terminado se le conocía como “Porcelana”.

La forma de aplicar es muy sencilla. Una vez preparada la uña se aplica un Gel en frío y se sumerge el dedo en el acrílico (Este acrílico es el mismo que utilizas cuando aplicas uñas con monómero). Después se sacude el exceso de polvo y se aplica un líquido activador de Gel. Este proceso se repite en varias ocasiones hasta obtener el grosor esperado. Posteriormente solo limas un poco con una lima gruesa para dar forma a la uña. Por último solo aplicas un gel UV para proteger y dar brillo a la uña y listo. Pero esta técnica llamada de “Porcelana” tiene algunos inconvenientes que hicieron que llegara a quedar en desuso:

Al tener una textura como la porcelana, el acrílico quedaba extremadamente duro y para retirar había que utilizar lima hasta retirarlo todo, porque la acetona no la disolvía. El problema de utilizar lima para el retiro es que lastimaba mucho la uña, y si no se tenía el suficiente cuidado, podrías llegar a limar la uña natural en exceso, provocando trastornos irreparables. El gel en frío utilizado, era muy agresivo con la uña.
Con este tipo de técnica NO se pueden hacer extensiones más allá del número 4, ya que no es posible crear un peralte, que es lo que da soporte a extensiones muy largas.

Para dar solución a las desventajas que se tenían con la técnica de porcelana, han salido al mercado productos de última generación que utilizan una nueva tecnología. Estos nuevos productos son más amigables con las uñas, porque la resina utilizada no daña la uña natural y el acrílico (que es un acrílico especial) si se puede remover con acetona.

Elizabeth Mesa Lago

Ingeniera en Ciencias Informáticas y Manicure.

También puede gustarte...

1 Comentario

  1. Carlos rafael lago sossa dice:

    Ohhhhhh eso si esta interesante jjj

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *